Opinión editorial sobre la subida de sueldo de Dª Ana Dolores Rubia, alcaldesa de Peal de Becerro.

Ruido, mucho ruido…

Hoy un colaborador de un medio periodístico de Almería, nos solicitaba información sobre el hecho en cuestión que el titulo expone, la verdad…, no nos parece una noticia de entidad regional ni nacional.

En democracia a los políticos se les vota y/o se les juzga. Nuestra Alcaldesa votar ha sido votada, renovando y aumentando la mayoría absoluta de su grupo, juzgar no se puede, porque lo que ha hecho (subirse el sueldo) no es susceptible de delito…Por tanto ya se puede parar la tamborrada…,!ya no hay nada mas que raspar!.
Tampoco vamos ha entrar a valorar si lo ocurrido es correcto o no, eso sería opinión personal, no editorial.

Quedan 4 años en los que pueden pasar muchas cosas, cada uno que vaya sumando o restando según considere oportuno…, luego cada uno tiene su voto en el bolsillo para hacer con el lo que quiera.

La crispación sin control, es como el anuncio aquel de los neumáticos que decía: «La potencia sin control no sirve de nada…». Desde esta casa queremos que nuestros políticos trabajen por algo mas que por nuestros votos, y desde luego no para que se «enciendan»…

Gobierno y oposición deben publicar, informar y denunciar cuando estimen oportuno, pero sabiendo que todo tiene un límite práctico en cualquier caso, porque además, a fin de cuentas, los políticos son la imagen mas visible de nuestro pueblo, son quienes nos representan casi siempre, y a nosotros como Pealeños nos gusta llevar la cara bien alta.